lunes, 11 de noviembre de 2013

Murder in Baldur´s gate (sesión 3)




Nuevo resumen de lo acontecido en la última sesión jugando la aventura Murder in Baldur´s gate para D&D Next. Una sesión corta, no llegó a las 3 horas, en la que tres jugadores y sus respectivos tres personajes: Snorri el enano guerrero, Narnel el explorador elfo y Clerdec, el clérigo humano adorador de Chauntea se enfrentaron a la complicada situación social en la gran ciudad de la Costa de la Espada.


Como siempre avisar que el resumen contiene muchos spoilers. 
_________________________________________________________________________________

Malheridos y casi desnudos, arrojados a un lodazal de las afueras estaban Snorri y Narnel junto al cadáver de su compañero.
Tras la muerte del desafortunado Halflang y la aparición de nuevo de Clerdec el clérigo, los héroes del Mercado fueron acogidos para recuperarse de sus heridas en la Torre del mar de Balduran, el cuartel general del Puño llameante dentro de las murallas de Puerta de Baldur.


El comandante Ulder Ravengard estaba consternado y furioso por lo que les había sucedido. Darían sepultura a su compañero. No dudaba que el ataque era obra del Gremio. Habían hecho redadas en busca de Rilsa Rael, a la que los aventureros habíán señalado como asociada al Gremio, pero habían sido en balde. En cualquier caso, en lo sucesivo debían evitar marchar solos por la peligrosa Ciudad Exterior. Aunque parecía que el Gremio tenía ojos en todas partes.

Ravengard les contó que los ánimos en la ciudad estaban cada vez más caldeados. A las leyes injustas sobre el vestir dictadas por el Parlamento que solo satisfacían a los nobles, se sumaba el malestar por el trato que el Puño llameante dispensaba a aquellos trabajadores a los que no dejaba esparcirse tras el trabajo en las tabernas de la Ciudad baja y mandaba a casa de malos modos acusándoles impñlícitamente de un vamndalismo del que seguro no tenían culpa. Un vandalismo que seguía reinando en la noche baldurana. Y además, estaba el asunto peliagudo de la desaparición de las manos de cinco emblemáticas estatuas de la ciudad. 

En la última noche había que añadir el robo de las manos y su hamster de piedra de la conocida estatua del amado ranger Minsc, en el centro de la plaza del Mercado.  Éste hecho había acabado con la paciencia de muchos conciudadanos. Debían encontrar a los culpables. Ravengard pretendía que el castigo a los culpables fuese ejemplar para desanimar a todos aquel que se pensase en colaborar con los subversivos y vándalos en el futuro.

Esa misma noche, Esgurl Nurthammas, gran maestre de pavimentos y  responsable de puentes, adoquinado y trabajos en piedra de la Ciudad, se presentó ante ellos. Era un joven y ambicioso noble con ganas de escalar rápidamente puestos en la política. Estaba indignado por los robos de las manos de las estatuas y  pagaría mucho oro a los héroes si pasaban a cuchillo el cuello de los culpables cuando les encontraran.
Pero eso no iba con los principios morales del grupo. Se negaron a "trabajar" para el.

Al día siguiente, iniciaron la búsqueda de los vándalos. En sus andanzas se toparon con un compañero peculiar, otro miembro del Puño llamenante, un halfling enfadado llamado Lotgeir Shortcloak muy disgustado por el duro trabajo que era servir en el Puño llameante. Un tipo peculiar.
Sus pesquisas pronto revelaron que los hechos de la primera noche no tenían el mismo modus operandi que los de la segunda. Las manos de Minsc parecían haber sido "extirpadas" más búrdamente que las otras.

Una daga torcida y un broche abollado encontradas en la plaza del Mercado delataron a los posibles culpables. Parecían ser unos jóvenes nobles contestatarios que habían "desaparecido" la noche anterior. Su rastro les llevó por toda la ciudad hasta el mismo Puente del draco. Allí, ocultos en un taller y tienda de cerámica, estaban los asustados culpables. En una noche de borrachera, decidieron imitar los robos de la noche anterior y arrancarle las manos a la estatua. Se ocultaron al darse cuenta de la gravedad de sus actos. 

Llevados ante Ravengard se acabó su chiquillada  con un brutal y cruel desenlace. El exaltado comandante se había indigado aún más al saber que eran hijos de nobles y poderosas familias y aprovechó para hacer llegar un mensaje a los nobles, a quien consideraba corruptos e ineptos; allí mismo  les condenó a 10 largos años de prisión encerrados en una mazmorra de la Torre del mar. Hasta los héroes se sorprendieron por lo exagerado del castigo y la reacción del comandante. Le pidieron algo de clemencia y una justicia más comedida, pero Ravengard no atendió a sus peticiones.


El comandante les propuso una cena para hacerles un nuevo encargo. El rígido militar pretendía ocupar el puesto del fallecido duque Abdel Adrian en el Consejo de los Cuatro Duques. El puesto había sido tradicionalmente otorgado a un representante de los habitantes de la Ciudad Baja. Alguien relacionado con el Puño llameante. Ravengard consideraba que el puesto debía ser suyo. Pero el Duque Torlin Silvershield ya había presentado un candidato ante el Parlamento;el anciano Willyck Cladwell un noble alquimista y poderoso comerciante de maderas.

Ulder Ravengard había orquestado un chantaje para que el noble se retirase de la carrera política acusándole en falso de utilizar un método alquímico peligroso para la salud para tratar su madera. 
El grupo le dijo que colaboraría y irían a chantajearle, pero ya sabían que los métodos e intereses del comandante no sintonizaban con su moralidad y manera de pensar. Ravengard notó el desagrado del grupo con la misión.

Cuando iban hacia la mansión del noble, pudieron ver como los trabajadores de la limpieza de la ciudad habían iniciado una huelga. Los desperdicios se acumulaban por doquier allá donde pusiesen la vista. Justo en uno de esos montones de inmundicia,  encontraron un sospechoso recipiente roto con restos de pólvora y el nombre bajo la vasija de Felogyr, el único comercio de la ciudad especializado en fuegos pirotécnicos y autorizado a tratar con esos peligrosos materiales. ¿qué hacía allí ese recipiente? 

Ya en casa del noble Caldwell,  le plantearon la cuestión pero allí mismo  decidieron abandonar la senda del zelote Ravengard. Le contaron toda la verdad del chantaje, pero sin revelar quien era la mente maestra tras el plan y le prometieron no denunciarle. Le dijeron que transmitiese al duque Torlin Silvershield el estado de las cosas. El anciano noble se lo agradeció y ellos salieron de nuevo a la lluviosa calle.

Sus actos les ponían en una delicada situación. Pronto Ravengard se enteraría de que Caldwell no se retiraba de la carrera para ser duque y con el apoyo de Silvershield, consiguiría pasar por encima de sus pretensiones. El comandante parecía muy capáz de utilizar cualquier método que considerase necesario para conseguir sus pretensiones.

Enfrentados al Gremio y dentro de poco, al Puño Llameante..¿qué harían los héroes?




Conclusiones sobre la sesión


Sesión corta y atípica sin combates  con mucho roleo y uso del Carisma para influenciar a pnjs. Poco que añadir a lo comentado anteriormente sobre el sistema en un día en que apenas ha tenido influencia.
En D&D Next las mecánicas sociales y uso del Carisma tiene una mejor y más realista explicación y aplicación, en mi opinión, que la que trajo 3.5 y Pathfinder. En éstas últimas, el éxito en una tirada de Carisma podía "convertir" a un oponente hostil en un dócil colaborador. En los materiales del playtest han refinado mucho  la mecánica puesto que solo, y dependiendo de la actitud inicial del pnj, puedes conseguir que colabore puntualmente con el que hace el intento determinando si sacrificará algo que sea valioso o no. en fin, es más sencillo leerlo que explicarlo. La actitud de un pnj no se puede cambiar por el mero hecho de una tirada con éxito. Muy acertado, en mi opinión.

5 comentarios:

EL Guardian dijo...

Genial nueva entrega. Espero comenzar pronto a jugar, pero llevo dos semanas de retraso. No estabas traduciendo algo de material?

Cronista dijo...

¿Hay referencias a Minsc y su hámster espacial gigante enano en este material? ¡Que grande! "¡A los ojos Bubu, a por los ojos!"

Está muy bien lo que comentas sobre la mecánica de interacción social. En 3.5 y Pathfinder, un buen diplomático es como el Flautista de Hamelin, en seguida tiene a todo el mundo comiendo de su mano. Me alegra ver que han puesto algunos límites a un sistema con tanto potencial para el abuso.

Bester Brainstormer dijo...

@Guardian: ya me contarás qué te parece cuando la juegues. Está divertida aunque le falta algo de "sentido de la maravilla" y exploración, otros de los pilares en que se fundamenta D&D quizá. Pero es una buena base sobre la que improvisar y añadir elementos.
respecto a los materiales , algo he traducido para mi referencia. Si me mandas un correo a hawkmoon27 de gmail o me contactas por g+ te mando lo que he hecho, igual te es de utilidad, aunque son notas delabazadas y no tengo tiempo para ponerlo "bonito"

@Cronista: pues si, hay una estatua del explorador y el hamster en el centro de la plaza pero la verdad no conozco al personaje ni donde ha salido antes aunque veo que algunos de mis pjs y otros ya le conocéis. Ya me diréis de donde ;)

respecto al Carisma, lo que dices, parece que ha cogido las reglas alguien y les ha dado una mayor coherencia y sentido. ahora a esperar que se mantenga.

gracias por la visita :)

Cronista dijo...

Je, Minsc es uno de los personajes que se podía reclutar en los viejos Baldur´s Gate, y uno de los más carismáticos, con sus líneas de diálogo. En plan guerrero muy bruto, pero un poco corto, aunque bastante simpático. Y siempre llevaba consigo a su mascota Bubu, un hámster.

Ahora que lo pienso, el gobernador al que mataron los PJ en la primera sesión, con eso de ser el último de los hijos de Baal y demás, debía de representar al personaje jugador de los mismos videojuegos.

Que por cierto, se salían de buenos, los viejos Baldur´s Gate.

Bester Brainstormer dijo...

no soy de videojuegos pero a raíz de dirigir la aventura de rol, me pillé Baldur´s gate para Steam y me sorprendió lo que comentas; juegas con el Abdel Adrian, el que muere nada más empezar..

en fin, está curiosa y chula esta compatibilidad de historias entre los videojuegos y el rol. Es otra manera de acercar a los aficionados al videojuego al rol y al revés. Ignoro si se ha hecho antes.