sábado, 27 de diciembre de 2014

Dungeons & Dragons Player´s handbook, 2014



Los tres manuales básicos de la última edición de Dungeons & Dragons ya están disponibles en las tiendas. La trilogía se completó a principios de Diciembre con la guía del Dungeon Master.
Creo que es un buen momento para revisar qué ofrece esta nueva edición al aficionado. La anterior edición es del año 2008 y su revisión en la línea Essentials, que quedó sin publicar en España, es del año 2010.
El manual del jugador contiene las reglas de uso frecuente durante el juego así como las reglas de creación de personajes, magia, equipo.

Forma
El manual  tiene 320 páginas a color, tapa dura y un aspecto claro y agradable a la lectura. Adornado con numerosas ilustraciones de muchos autores. La portada parece salida de  algún videojuego moderno o de alguna carta de Magic. Supongo que muchos ilustradores vendrán del conocido juego de cartas.
La impresión y encuadernación está realizada en los USA y tan solo está pegada, no cosida y pegada, por lo que creo. He leído en foros que algunas páginas se les han despegado a algunos aficionados. A la mía tan solo se le ha separado  una de ellas del resto, no del lomo. Veremos que pasa con más uso. En cualquier caso el manual y sus tapas me pareció muy resistente y recio en un primer momento.
Como decía, el aspecto interior combina un fondo en un color marrón claro y cuadros de texto de colores claros bien legibles. La maquetación resulta muy agradable  la vista y funcional, abandonando los diseños de los años 90 que siguen poblando muchos juegos actuales, pero sin arriesgar demás, todo sea dicho.
Respecto a las ilustraciones, me parece que tienen un nivel general medio alto. Parece que son más realistas que aquellas casi manga o de dibujo animado que se podían encontrar en ediciones anteriores. Creo que tienen un estilo propio pese venir de tantas manos. Representan a todos los posibles arquetipos de fantasía, sean hombres o mujeres en una proporción y corrección, en cuanto a las representaciones de género, digna de mención. No olvidemos que es un producto de una filial de una juguetera como Hasbro. No encontraremos detalles para adultos o más pulp como en otros retroclones y juegos relacionados.

Contenido
Los diseñadores principales de ésta nueva edición son Mike Mearls y Jeremy Crawford. Además de aficionados al juego, ya participaban asumiendo diferentes papeles en el diseño de la edición anterior.

Ya el nombre es significativo: Dungeons & Dragons, ni rastro ni identificación de que es la 5ª versión del juego que crearon Gygax y Arneson allá en 1974. Quizás sea una  declaración de intenciones para aquellos que siguen interesados en las edition wars y que da a entender que ésta nueva edición pretende aunar y recuperar a los aficionados que se han quedado por el camino durante los años. Pero los juegos de rol no son videojuegos y jugar a la última versión no te asegura que la experiencia sea mejor o más divertida. Veamos en lo que se refiere a esta la última versión del decano de los juegos de rol y si han conseguido su propósito.

Lo primero que encontramos es un prefacio de  Mearls en el que incide en los aspectos sociales del juego o los aspectos de historias colaborativas del juego. Hace notar al lector que el juego es solo un medio para divertirse y dar vida a esas historias. Esta vertiente de los juegos de rol, como medio para vivir historias como las de la literatura u obras de fantasía que imita se merece otro debate.

En la introducción  se hace una breve referencia a algunos de los cambios y características representativas del juego. El uso de los dados, la mecánica de Ventaja/Desventaja y una puntualización sobre los tres pilares sobre los que se asienta una aventura típica de Dungeons & Dragons; la exploración, la interacción social y los encuentros de combate. Inciden también en la presencia de lo sobrenatural y la magia en las aventuras. Eso es algo más cierto que nunca en esta nueva edición en la que todas las clases, incluyendo guerreros o ladrones por ejemplo, pueden utilizarla.

En la Parte 1 se detalla la creación de un personaje.
Nos encontramos una guía paso a paso para ello. En esta nueva edición todo el proceso lleva poco tiempo al estar muy limitada la cantidad de opciones entre las que elegir y haber elecciones rápidas a disposición de los que lo tienen menos claro. Las habilidades dependen de la clase y el trasfondo, las dotes son opcionales y el equipo viene en kits preconfigurados.

De ahí pasa a describir las razas entre las que elegir junto con sus rasgos y características principales. Encontramos a las clásicas razas de D&D como elfos, enanos o halflings y humanos,  junto con algunas que se habían incorporado recientemente al juego y que no eran del gusto de algunos aficionados,  como dragoborn o tiefling y que han ido apareciendo en productos de la franquicia. Ofrecen más variedad y puede limitarse su uso. Ya en las razas se encuentran ejemplos y referencias al que parece que será la ambientación por defecto para los productos de la nueva edición; Faerún, los Reinos Olvidados.

Las 12 clases es lo siguiente que nos encontramos. Son los arquetipos más frecuentes de aventureros en las historias de fantasía medieval y heróica que propone D&D. Sus ilustraciones los representan como miembros de  culturas y contextos intentando destacar el que el juego puede servir para representar aventuras en diferentes mundos de fantasía. Eso claro sería a costa de limitaciones y cambios en las reglas. En la guía del Dungeon Master hay muchas herramientas y sugerencias al respecto. El juego es como siempre personalizable pero en esta ocasión me parece que lo es mayor medida. Las mecánicas están mas unificadas y simplificadas por lo que veo fácil quitar o añadir lo que quiera cada grupo sin suponer que el resto se resienta.

Cada clase tiene su tabla de avance por niveles, unas opciones rápidas de construcción y una serie de mejoras que va adquiriendo según progresa por los 20 niveles de experiencia que contempla el juego. Casi todas las clases se presentan más opciones de diferenciación y personalización al llegar a 2º o 3º nivel. Indicir en que las opciones son pocas realmente y todas parecen divertidas e interesantes, muchas novedosas. 

Todas las clases han sufrido cambios, parecen menos poderosas en los primeros niveles que sus contrapartidas de otras ediciones recientes. No se si se ha buscado un equilibrio entre las clases, lo dudo, todas tienen características y recursos que las pueden hacer destacar frente al resto en los primeros niveles, incluso los usuarios de la magia, con los hechizos de nivel 0 o cantrips que se pueden lanzar cuantas veces se quiera. Veo una mejora en el diseño de todas ellas manteniendo la esencia y los rasgos distintivos que han tenido en todas las ediciones anteriores del juego. Una constante que se mantendrá en toda esta nueva edición, el destilar lo anterior de una manera concisa y, en mi opinión, muy acertada.

Se podría profundizar mucho en las clases de manera exhaustiva destacando ideas y aportes nuevos o las mejoras que van obteniendo con la experiencia, pero el artículo quedaría demasiado largo.
La lista de mejoras por nivel para cada clase no es muy amplia y excepto algunas pocas elecciones, son mejoras que se obtienen automáticamente, sin necesidad de elegir nada y que hacen de cada clase una manera de enfocar las aventuras y el juego muy diferente. No creo que haya ninguna edición anterior en la que la subida de un nivel a otro, en tanto al tiempo que requiere de actualizar la ficha, lleve menos tiempo. En algunos niveles la mejora es tan solo elevar la puntuación de característica, que nunca puede ser mayor que 20.

Toda la matemática del juego; los bonificadores de pericia o ataque o habilidades tiene una mejora contenida y muy lenta que hace que las armaduras de los enemigos o las dificultades pruebas de habilidad sigan siendo significativas durante toda la mejora de los personajes a través de los diferentes niveles.

Tras las clases, pasamos al Capítulo 4: Personalidad y Trasfondo.
Tras detallar las características físicas de nuestro personaje haremos lo propio con sus rasgos de personalidad, sus ideales, sus lazos materiales y sus defectos. El juego nos ayuda a construir un personaje más definido desde el inicio, en sus aspectos mentales, sociales y su trasfondo o pasado relevante.
Las elecciones son unos trasfondos prederminados como Acólito, Soldado o Marinero entre los que es sencillo elegir. Cada trasfondo tiene rasgos de personalidad, defectos, lazos materiales y características extra entre las que elegir de manera muy rápida. 
En esta parte se potencia más el posible foco de las aventuras e historias basado en la propia personalidad o pasado de los personajes. Muchos jugadores ya jugábamos así sin necesidad de que hubiera indicaciones al respecto en las reglas de anteriores ediciones, pero veo un acierto el incluir estos aspectos y elecciones por defecto.
Se hace una primera mención al asunto de la Inspiración, una mecánica de juego destinada a premiar a quien representa y rolea esos aspectos de la personalidad de su personaje durante el juego. Por suerte en la Guía del DM encontraremos más indicaciones y variantes a éste asunto que aquí se toca levemente.

En el Capítulo 5 encontramos la tradicional sección dedicada al equipo.
Si hay que destacar algo es que todo se ha simplificado respecto a versiones anteriores. Armas, monedas, armaduras, equipo diverso o herramientas son presentadas de manera concisa. Las armas y armaduras se  presentan en listas más intuitivas. Se incluye una sección dedicada al estilo de vida entre aventuras y una divertida tabla de trinkets, o baratijas con las que llenar algo más los bolsillos de los aventureros.

En el Capítulo 6 se encuentran algunas reglas opcionales para personalizar a los  personajes. Su uso queda en manos de la decisión del DM y el grupo. Se detallan las reglas y requisitos para multiclasear, junto con una corta lista de dotes. Las dotes se pueden cambiar por el incremento en una característica, y son bastante poderosas. 

Y eso es todo en cuanto a la creación del personaje. Pese a algunas tablas resumen y que el proceso resulta muy sencillo y con pocas decisiones. El formato en que se presenta todo el proceso podría estar resumido de algún modo y resultaría más sencillo al novato, puesto que obliga a andar saltando hojas de un lado a otro. He creado personajes de nivel alto y solo llevan un tiempo de más.

La siguiente parte del juego es la Parte 2 dedicada a explicar Como se juega


El Capítulo 7 detalla el uso de las puntuaciones de habilidad

Las habilidades son las clasicas pero ahora sus modificadores sirven para las habilidades y para las clasicas Tiradas de Salvación. Tras detallar los modificadores relacionados con la puntuación de cada habilidad, se describe el uso de la mecánica de Ventaja y Desventaja. La regla viene a sustituir a los interminables modificadores o penalizadores que se podían encontrar en ediciones o versiones anteriores. Si tienes algo que te ayuda en una tirada, tienes Ventaja y tiras 2 dados de 20 quedándote con el mejor resultado. Si es Desventaja, al contrario, te quedas con el peor. Una ventaja, nunca mejor dicho, para simplificar y agilizar el juego durante las partidas.

El bono de pericia aumenta con el nivel y se aplica a las cosas que un aventurero, por su clase o trasfondo, sepa hacer mejor. Todos los personajes pueden intentar cualquier acción, pero solo algunos verán sus posibilidades incrementadas con ese bono que va desde el +2 de nivel 1, al +6 de nivel 20.

Viendo esto, es fácil notar que una armadura o una prueba de habilidad elevada supondrá un reto a un aventurero durante gran parte de su carrera. El DM no tendrá la necesidad de iniciar una escalada de poder en las estadísticas de los enemigos o las dificultades para que la aventura sea desafiante.

Se detalla el uso pasivo de algunas habilidades como la Percepción. La lista de habilidades se ha visto reducida a aquello que aparece más en juego. Dentro de cada habilidad hay diferentes campos en los que nuestro personaje puede ser más habilidoso. Por ejemplo, en Sigilo que está dentro de las habilidades que dependen de la Destreza.

En el Capítulo 8 encontramos la sección dedicada a las reglas para las aventuras.
Se describen las reglas que rigen el paso del tiempo o la velocidad de movimiento, los movimientos especiales, reglas de sigilo o aquellas sobre los peligros del entorno. Una descripción de las condiciones ambientales como la luz, o las necesidades de agua y comida de los protagonistas.
Reglas y consejos sobre los diferentes enfoques de afrontar las situaciones de interacción social, reglas sobre los descansos cortos y largos y sobre el tiempo entre aventuras.
Toda la información es clara, simple , incluso intuitiva. 

El capítulo 9 describe el Combate. 
Hacía tiempo que no me leía una sección dedicada al combate en D&D y no me quedaba con una impresión de que por fin se han explicado bien y lo he entendido todo a la primera. Han creado un sistema sólido, sencillo de aprender, no exento de opciones y cierto rigor táctico, que no depende del tablero cuadriculado y representa lo más representativo del combate en la diferentes ediciones de D&D.
Una sección muy corta en la que muchas de las situaciones de juego no quedan regladas sino al arbitrio de los jugadores y el DM, como hacían las ediciones clásicas del juego. Como en el resto de secciones.

En la parte 3 encontramos las reglas sobre la Magia.
El sistema de magia ahora es de Espacios de conjuros, de los que cada lanzador de conjuros o usuario de la magia tiene varios de cada nivel de conjuros. La ventaja es que con un espacio de conjuro de nivel 3, por ejemplo,  puedes lanzar un conjuro de nivel 3 o inferior. El cambio hace que la elección de conjuros preparados sea menos determinante y lleve menos tiempo al jugador puesto que el sistema es más versátil. Si tengo tres espacios de conjuro de nivel 1, por ejemplo, puedo lanzar 3 veces el mismo conjuro de nivel 1.

La lista de conjuros está mas condensada que en ediciones anteriores. Cada clase tiene unos conjuros disponibles. Algunos de ellos pertenecen a las listas de varias clases de lanzadores de conjuros.
Esas listas con conjuros repetidos han desaparecido. En cada conjuro encontramos, si es pertinente, una descripción de lo que sucede si lo lanzamos usando un espacio de conjuro mayor.

Por fin llegamos a los apéndices. En el Apéndice A aparece una lista de las condiciones que pueden afectar a los aventureros junto con las reglas de agotamiento, cuyo funcionamiento nos anticipa las reglas de Locura, Salud mental y Miedo que se pueden encontrar en la guía del DM.
La lista de las condiciones es fácil de usar y concisa

En el apéndice B aparece un lista de las deidades de diferentes panteones. Desde los de ambientaciones clásicas de D&D, como Greyhawk, Reinos Olvidados o Eberron o los panteones clásicos de la historia; griego, celta, egipcio o nórdico.

El apéndice C es una breve descripción de los planos de existencia que hay en los mundos de D&D.

El apéndice D es una colección de criaturas y sus estadísticas. Son aquellas que los aventureros pueden convocar, usar como familiar o animar desde ultratumba. Muy útil el añadido.

El apéndice E es una bibliografía que añadir y completa al clásico Apéndice N que Gygax incluyó en su momento como fuente de inspiración para el juego. En esta ocasión hay añadidos mucho más modernos y muchos que no he léído. Muy interesante.

Le sigue un Índice por términos con alguna broma como la entrada del THACO.

El libro termina con una hoja de personaje de 3 páginas, siendo la segunda la dedicada a detalles del trasfondo o la historia de aventuras del protagonista y la tercera una hoja para anotar los conjuros.


Conclusiones
Después del tocho de arriba, solo queda añadir mi valoración personal del juego. La Guía del DM son todo reglas opcionales, consejos para crear aventuras y ambientaciones o para ayudar a los directores de juego con menos experiencia. Por ello tan solo estas son las reglas del juego, pero se entiende mejor el conjunto teniéndola en cuenta.

Creo que esta nueva edición ha sido diseñada y gestada con gran acierto, descartando muchas de las cosas que se probaron en el playtest incluso y haciendo caso a asesores externos y aficionados que clamaban por una versión del clásico que abandonase la línea de los productos anteriores o se acercase más a sus gustos.
Creo que han dado con un compromiso que resume las características distintivas de D&D desde sus inicios abandonando a un lado los asuntos más complicados o sobrerreglados unificando y simplificando el juego. No creo que quien lea o juegue a esta nueva edición eche de menos aspectos de cualquier edición anterior puesto que se han solucionado algunos de los aspectos que pesaban sobre el juego. Aún me queda el jugar una campaña larga y a niveles altos para confirmar mis impresiones.

Si creo que esta nueva edición es una versión de D&D imprescindible para los afiionados a la franquicia y a mi personalmente, ya me ha hecho dejar a un lado reglas de versiones anteriores con las que nunca me he sentido cómodo, como 3.5 o Pathfinder. También resulta una gran caja de herramientas a la que es fácil añadir los aspectos que nos gusten o restar los que nos desagraden sin estropear el conjunto.

Tiene aspectos que no me gustan como la mecánica de Inspiración y el tono épico menos realista que tiene la mecánica de descansos cortos y largos pero son aspectos fácilmente personalizables al gusto.

Si no te gusta D&D no creo que esta sea la edición que te haga cambiar de parecer. El juego sigue siendo el D&D reconocible hasta la médula continuando la tradición de un juego de rol con granénfasis en la gestión de recursos heredera de los juegos de mesa tradicionales enfocado a la acción, los combates y la exploración.

Una alegría ver que D&D sigue vivo con una edición moderna, actualizada, sencilla e intuitiva que contínúa las tradiciones de la historia del propio D&D.


5 comentarios:

Nirkhuz dijo...

Estoy de acuerdo con casi todo lo expuesto. En lo del 'tono demasiado épico' con lo de los descansos y tal creo que en la guía del DM hay varias cosas para retocar el tema.

Yo estoy bastante contento con esta edición. Si quiero algo más táctico, tiro por el Reino de la Sombra, mientras que si quiero algo más simple me quedo con esto de cabeza.

Cronista dijo...

En los últimos meses he estado jugando sobre todo con este juego, y al final me ha acabado gustando tanto que he decidido hacerme con el juego, algo que no tenía pensado hacer al principio.

Me ha gustado mucho la forma en la que se ha agilizado todo el sistema, conservando algunos buenos detalles para la personalización de los personajes. Me gustó que el asunto de las Dotes quedara como algo opcional, pues en realidad terminé por cansarme del asunto, y creo que si acabo haciendo partidas con esto, vetaré su uso.

Los cambios en el sistema de magia también han sido muy de mi agrado. La forma en la que los conjuros tienen mejores efectos sólo si se emplean a un nivel superior al mínimo podría eliminar esa abultada repetición de conjuros "que hacen lo mismo, pero mejor" que había en ediciones anteriores.

Quizá me fastidie un poco el tono épico del juego, con cosas como las enormes cantidades de puntos de golpe que se pueden alcanzar, pero eso ya es cosa de la filosofía del juego, no un fallo de diseño. Como dices, falta probarlo en partidas a largo plazo y a niveles altos, a ver si funciona tan bien como con los bajos.

Excelente reseña, por cierto ;).

Bester brainstormer dijo...

@Nirkhuz: como dices en la GDM hay opciones para darle un toque más realista a las aventuras ajustando el tema de los descansos. Aún no se que querrá mi grupo habitual, pero tener que lanzar muchos combates para que el grupo empiece a resentirse me parece más tedioso que cambiar el tema de las curaciones.

no echo de menos ninguna opción táctica de ediciones anteriores, y más teniendo en cuenta las reglas opcionales de la GDM

@Cronista: gracias :). Tu opinión confirma que es un sistema asequible y que funciona puesto que ha sido bien diseñado.
Tengo pensado hacerle una reseña, pero recomiendo sin dudarlo la GDM, un accesorio muy útil e inspirador para cualquier juego relacionado con D&D.

un saludo

Haco Fried dijo...

Bueno creo que puede ser una buena versión, pero no mejor de lo que hay en el mercado y poco innovadora.
Me parece bien que muchos cambien y lo prueben, pero si hay una cosa que me gustaba del D&D era su unificación de reglas a diferencia de otros juegos los jugadores iban a otros grupos y conocían las reglas con este se vuelve un juego más "casero", (En mi casa jugamos así...) cosa que no me gusta pues suele favorecer al Director o al amifote del mismo...
Creo que los que llegamos a Pathfinder o el 3.5 queríamos algo complicado y con muchas opciones (en eso seguirá siendo menor a Pathfinder con sus arquetipos) y no algo sencillo (para eso ya están versiones anteriores como el D&D Básico o la versión patria AELMDE).
Así que seguro que muchos lo prueban, algunos se quedan y otros lo dejan para volver a lo que estaban jugando.
Puede que haya alguna cosa buena pero no son tantas como muchos quieren hacernos creer por eso me quedo con el último parágrafo de Bester ("Si no te gusta D&D....los combates y la exploración.") para definir lo que yo decía, sigue siendo lo mismo y tiene como gran acierto evitar cierto munchkinismo matemático, pero no nos engañemos, tiene ciertas cosas demasiado aberrantes a niveles bajos y quizá el acierto sea contener la escalada (q a muchos dungenoneros no nos gustará) de los niveles, pero para ser igual hay muchos otros juegos, aunque no se llamen D&D...Yo, me quedo con Pathfinder y su diversidad de opciones de personajes!!

Bester brainstormer dijo...

Me alegro Haco que hayas encontrado la version de D&D que mas te gusta.
a mi me gusta mas esta por muchos motivos y la recomiendo antes que cualquier otra puesto que creo mejora lo anterior con una sintesis y cambio de paradigma.
saludos :)