martes, 29 de septiembre de 2015

Un dungeon en una página 2015, un concurso de creatividad rolera.



Eso de marcarse un dungeon o mazmorra en la cara de un folio bien puede recordarnos a los inicios de muchos en el hobbie este de los juegos de rol.

Los míos, por ejemplo, fueron así. En la primera aventura que jugué y en las que luego dibujé yo mismo para mis aventuras y en las que copiaba clásicos como el dungeon de Bargle, que ilustraba las páginas de la caja roja de D&D Dalmau y cuyo mapa abre esta entrada.

En aquellos garabatos sobre papel cuadriculado cabía el mapa del lugar que los aventureros iban a explorar, las notas sobre las distintas localizaciones e incluso las estadísticas de los enemigos. En un desafío a lo que hoy en día solemos encontrar en las aventuras oficiales llenas de texto y pago por palabra, éramos capaces de plasmar toda nuestra creatividad (escasa en mi caso) y diversión para una tarde en una sola cuartilla.

El mismo proceso de realizarla era para muchos de nosotros, directores de juego incipientes, un placer y gozo en si mismo. La creatividad que ha acompañado siempre la tarea del director de juego comenzaba a tomar forma. Luego ya ver como los aventureros tropezaban con tus las trampas de foso o pasaban por alto una puerta secreta ya valía un potosí.

La corriente OSR rescata, entre otras cosas, esa creatividad del rol clásico. Concursos como el One page Dungeon original, que se celebra desde hace unos años en la blogesfera angloparlante representan un parte de este movimiento hazlo-tu-mismo que tantos productos vibrantes y  alejados de lo mainstream está pariendo.

Plasmar una aventura en un folio, dibujarla, decorarla, maquetarla, pensar un argumento cohesionado, resultar original...etc..no son retos livianos.

En Bastión Rolero, mi otro blog, y gracias al impulso y ayuda de los demás jueces y colaboradores y las editoriales y colectivos participantes que aparecen un poco mas abajo,  hemos puesto en marcha un concurso similar pero, obviamente, en castellano al que esperamos que muchos os animéis a participar mandándonos vuestras propuestas.



Muchas gracias a todas ellas por animarse a colaborar con los premios del concurso.

Es lo bueno del rol, un rolero dibujando y creando un mapa de la nada y escribiendo el contenido de unas habitaciones, cavernas y pasillos ayudado por un sistema sencillo de reglas (en nuestro concurso no hace ni falta detallar reglas o estadísticas de pnjs o bichos) puede crear algo tan divertido y especial como quiera, y lo más importante, algo que consiga que, junto a sus amigos y compañeros de mesa, surja la magia de una buena tarde y divertida partida de rol. 

Así, sin gastarnos decenas de euros en el rol lujoso que, pese a venderse bien en tiendas y tener llamativos colores e ilustraciones, no representa la simpleza, accesibilidad o posibilidades reales de este hobbie y nos convierte en borregos consumistas de libros bonitos para admirar encima de la mesa de la sala de estar.

Supongo que para muchos, una propuesta similar a una mazmorra en una página, no será digno de interés o no representará una idea de aventura interesante. Quizás es que carezcan de la creatividad para plasmar algo interesante y divertido en un solo folio. ;) Ya en serio, es más un ejecicio rolero creativo que el apego nostálgico al concepto del dungeon en si mismo. De hecho, supongo que en años venideros, el concurso simplemente consistirá en detallar una localización en una página, sea esa cual sea, un castillo, un submarino o una nave espacial.

Probar a escribir y dibujar un dungeon no lleva mucho. En el tiempo en que he escrito este post, seguro que algo se me habría ocurrido para ganar, al menos, el premio del farolillo rojo. Por suerte para vosotros, los jueces no podemos participar. 

En fin, pásate por las bases del concurso y anímate a participar. Cuantos mas seamos, mas nos reiremos.

No hay comentarios: