jueves, 21 de noviembre de 2013

No le pasa nada a su juego de rol...



Ésta es otra de esas entradas sin utilidad práctica que pueden ahuyentar a más de uno. Mis disculpas por anticipado. No son otra cosa que opiniones personales sobre uno de los hobbies a los que últimamente dedico más tiempo; los juegos de rol. En cualquier caso no pretendo que nadie sienta que se ataca su manera de jugar ni su juego preferido. No es ese el objetivo de mi artículo de opinión.

Desgraciadamente para mi disertación os tengo que dar la brasa con mi pasado rolero. Lo cierto es que tras muchos años de tenerlo aparcado, tened en cuenta que empecé cuando salió la caja roja de D&D de Dalmau, volví a los juegos de rol hace unos años. Creo que otro de los factores que influyó fue descubrir el blog de la gente de Aventuras en la Marca del Este. Su pasión por el hobbie era algo casi contagioso. Desde aquí mi agradecimiento. Luego conocí otros blogs, comunidades, foros, listas de correo, asociaciones, etc... y cuánto hay de cierto en eso que dicen de que "lo peor de un hobbie son sus aficionados". Más aún en una afición en que hay tanto gurú y troll suelto. También conocí a mucha gente maja, he hecho nuevos amigos gracias a ello y he pasado tardes muy divertidas. 

El caso es que fue todo un descubrimiento saber que el rol seguía "vivo". Renqueante pero vivo, y a punto de vivir una nueva etapa de resurgimiento editorial. En aquel momento de mi vuelta no había mucho movimiento, la verdad; la versión 3.5 de Dungeons & Dragons llevaba unos años en la calle y a punto estaba de llegar la 4ª que "hundiría" un poco la franquicia de Hasbro a los ojos de muchos aficionados.  En el apartado nacional creo que había una inercia negativa y bastante poco movimiento en las estanterías.

Hoy en día, por suerte, el panorama ha cambiado y gracias a aficionados que se transformaron en creadores y emprendedores y a la vuelta de algunas editoriales que parecían paradas y la creación de otras pocas, el rol ha vuelto a llenar las estanterías y jornadas y creo que se puede decir que hay una comunidad física y virtual asentada y activa que quiere consumir rol. Se anuncian novedades de creación nacional, se anuncian licencias de juegos extranjeros, traducciones, jornadas y se habla y se comparte la afición gracias a las herramientas sociales, blogs, foros e internet.

En cualquier caso choca enterarse que el rol, o esa impresión me da a mi, es un hobbie muy minoritario. Me parece que envejece y que muchos aficionados se han convertido en colecccionistas que atesoran y leen rol. Eso obviamente no es malo.  Jugar a juegos de rol se seguirá haciendo de uno u otro modo aunque nadie publique en castellano. Solo con el material que crean los aficionados y ponen en descarga gratuíta bastaría para conocer muchos juegos nuevos cada mes.

Pero veo las imágenes de convenciones roleras tanto en España como en el extranjero y principalmente veo aficionados que rondan la treintena. Vale, eso tampoco es un problema. Igual es solo mi impresión. Hay muchos aficionados y círculos en los que no me muevo y seguro mis impresiones están sesgadas. Realmente no me afecta casi de ningún modo que lo jueguen más o menos personas, como he comentado en las anteriores líneas. Mi juego de cabecera es Dungeons & Dragons y seguirá teniendo sucesivas versiones en los años venideros. Los juegos de rol se seguirán manofacturando de una manera o de otra.

El caso es que choca enterarse de que, en España, los datos de tiradas editoriales y de que los juegos de rol no crean una industria que pueda mantenerse por si misma ni a sus profesionales. Como digo, las tiradas son pequeñas y casi nadie puede vivir del rol en España. Igual no es muy diferente en el resto del mundo. En su escala pasa algo parecido. Pocos son los afortunados que pueden vivir de éste hobbie minoritario.

En España probablemente sean varios los factores para que esa situación minoritaria perviva y se haga crónica. La "moda" que pudo haber en los años 90 pasó, luego vinieron los "crímenes" que se relacionaron con el rol y que crearon una "mala fama" para los mismos que hizo que perdieran el posible atractivo educativo que puede ver un padre o adulto a regalarle o comprarle un juego así a su hijo o hija adolescente. Luego vinieron los juegos de cartas y los videojuegos.

Vuelvo a repetir que nada de esto me parece un problema para practicar y disfrutar de mi hobbie. Tomaros esto como una reflexión en voz alta sobre el futuro del mismo. Me parece que ésta situación se va a perpetuar a no ser que el rol afronte una "renovación" o se reinvente.

El ejemplo en España pueden ser los juegos de tablero que ahora si que alimentan familias y negocios cuando hace unos años apenas se jugaba a nada que no fuese el Monopoly o el Risk. Es un caso muy peculiar relacionado con los juegos de rol, a veces tanto que cuesta distinguirlos y que han crecido de una manera increíble los últimos años.

Recientemente he tenido conversaciones sobre este tema con conocidos intentando saber si el éxito de los juegos de mesa, cartas, videojuegos podía ser exportable a los juegos de rol. Como vuelvo a decir, obviamente no es "necesario" pero los aficionados a los juegos de rol se beneficiarían si el tamaño de la "industria" creciese. Además de que conocerían una afición sana y divertida que fomenta hábitos relacionados beneficiosos como la lectura, la sociabilidad, el trabajo en equipo, etc...
No se trata de hablar de tópicos sobre la publicidad en los medios, el que juegue tal o cual famoso o que el rol esté presente en las tiendas de ultramarinos o no. Intento enfocarlo a un cambio que quizás pueden afrontar los creadores y editoriales sin necesidad de buscar fuera de sus casas.

Ante esta "comparativa" lo primero sería plantearse en qué destacan esos otros juegos tan cercanos a el rol. ¿cuales son los puntos destacables de los juegos de mesa? Una buena pregunta. No los conozco a fondo, también soy un recién llegado, pero se me ocurren unos pocos; obviamente hay excepciones, pero veo interesante intentar generalizar y no quedarse en el ejemplo casual y accesorio:


  1. se suele jugar sin preparación previa
  2. entran por los ojos, son muy visuales
  3. suelen ser sencillos 
  4. suelen presentar un reto a modo de competición entre los jugadores
  5. todos los participantes suelen participar el mismo tiempo
  6. Suelen ser dinámicos y con turnos rápidos
  7. los hay muy variados y plantean diferentes tipos de retos al jugarlos
  8. exigen poco esfuerzo creativo activo
  9. suelen explorar y presentar de manera lúdica un tema de fondo de manera atractiva y efectiva

Y no digo más. Obviamente no son lo mismo y tienen diferentes lenguajes y objetivos. Al igual que los videojuegos y juegos de cartas.

Creo que los juegos de rol se beneficiarían, si pretenden crecer y llegar a más gente , de una reinvención o reinterpretación explotando, por ejemplo, alguno de los aspectos que han sabido explotar con acierto  los juegos de mesa. No todos sus puntos fuertes se pueden aplicar a los juegos de rol. Pero echo en falta  más presencia en las estanterías de juegos de rol que exploren nuevos formatos e intenten innovar asumiendo riesgos en lo que a lo creativo se refiere.

No me vale, como ejemplo y opinión personal, el que se  arriesgue en formato y precio si lo que vas a ofrecer es en esencia lo mismo pero  "recortado" como hacen algunos juegos de rol quedándose en un indefinido territorio lúdico que satisface a muy pocos.

Obviamente esto no es nuevo, ni se me ha ocurrido a mi solo. Ya hay juegos o sistemas que han intentado variar el enfoque como la 4ª edición de D&D, de manera poco exitosa,  o los nuevos sistemas más ligeros en esencia como FATE o los diversos "hacks" del sistema de juego del Apocalypse World, que en mi opinión, se acercan a la concepción de lo que creo que deberían ser los juegos de rol para hacerlos más accesibles. Puede que el enfoque de los productos de FFG que traduce  y publica Edge en España, como Warhammer fantasy RPG o Star Wars RPG  con sus cajas, sistemas de reglas y kits de inicio supongan un cambio de enfoque de la manera de entender el hobbie. El tiempo lo dirá.

Lo dicho, creo que se trata de reinventarse, innovar, ser original, pensar en el no aficionado.

No tengo todas las respuestas y de hecho, como he repetido, seguiré jugando a lo que me gusta sea publicado en inglés o en castellano o en un sitio de internet. No me parece mal jugar a juegos tradicionales, ni mucho menos, cuando yo mismo lo hago. Pero creo que esos manuales ya no ayudan a que nuevos aficionados se acerquen al hobbie como lo hicimos nosotros. No solo por la densidad de las reglas sino por otros muchos aspectos que no han ido evolucionando apenas desde 1974.

Lo que me parece obvio es que repitiendo los mismos planteamientos hasta la saciedad el hobbie teminará de oxidarse en España. Como digo, no va a pasar nada ni se notará en años, pero creo que se le estará dando la puntilla definitiva pese a que parezca que la situación actual es esperanzadora. No digo que no lo sea, puede que se acerquen más aficionados al hobbie pero lo que no veo es adolescentes como nosotros alejándose de los videojuegos para acercarse a los juegos de mesa, juegos de rol, librojuegos como hicimos muchos de nosotros. Y eso en cierta medida nos afecta perpetuando esas tiradas pequeñas y el estatus de los "profesionales" que trabajan en el hobbie.

Quizás mis presagios sean equivocados y el aumento de las publicaciones y el ritmo de las mismas atraiga a más gente. Pero si se ofrece, básicamente, lo mismo que hace 20 años puede ser ingenuo pensar que el resultado será diferente. Si las cosas siguen como hasta ahora, no se notará la diferencia porque las cosas, simplemente, seguirán como hasta ahora.

Tampoco es cuestión de que los juegos de rol se prostituyan y traicionen su esencia. La esencia de los juegos de rol es bien simple y está en un par de detalles: libertad y asumir un rol ficticio con unas reglas de fondo. Quizás se trate de aplicar y explorar otros criterios a la hora de parirlos acorde a una época en que apenas nadie, ni los adolescentes, quiere, ni tiene tiempo para  leerse un libro de 500 páginas antes de jugar una partida de rol con los amigos. 

Como digo, no se alarmen. No presagio ningún desastre ni catástrofe en sus mesas. No le pasa nada a su juego de rol ni a su editorial. Solo creo constatar una realidad de un hobbie minoritario y que ¿puede crecer? ¿cómo podría hacerlo?. Si lo hiciera, seguramente nos beneficiaria a los aficionados de manera directa o indirecta. Solo falta que en España alguien quiera asumir el reto; creadores, editoriales, asociaciones, etc...

También puede que me equivoque en casi todo. En cualquier caso, seguiré jugando a rol mientras me divierta. Pero también pensando que podía ser un hobbie más accesible si afrontase que no se puede regir por los mismos principios que hace tres décadas. O mejor dicho, no se puede regir por esos principios si pretende llegar a nuevas generaciones y aficionados. Porque yo, seguiré comprando y jugando a rol. A mi ya me tienen ganado para la causa.





9 comentarios:

Bester dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
EL Guardian dijo...

Totalmente de acuerdo con el articulo. Poco mas puedo añadir!

Kharma dijo...

En mi caso en la asociación a la que pertenezco hay roleros de todas las edades. Estamos unos pocos viejunos, muchos de la siguiente generación y por fin han entrado jóvenes de la ultima remesa :P

¿Y cual es el problema? Que prácticamente todos juegan a los mismos juegos de hace 10-20 años. Véase Mundo de Tinieblas y D&D. Porque son los juegos que le han enseñado a jugar y nunca salen de ahí. De unos 15 que somos yo soy el único que intenta probar juegos nuevos y estoy al tanto de la ultimas novedades en cuestión de rol.

Yo me acuerdo que al principio siempre me gustaba robar nuevos juegos y enfrentarme a diferentes entornos y retos pero ahora me da la sensación que se aprende una forma de jugar y de ahí no se quiere salir. Pasan de los nuevos juegos, no acuden a jornadas y apenas salen de su grupo habitual de juego porque están a gusto así.

Pero yo no creo que intentar parecerse a los juegos de mesa sea la solución porque son conceptos distintos. Hay muchísimos juegos de mesa pero solo unos pocos triunfan o son jugados por toda la gente. Quitando los juegos mas conocidos me cuesta muchísimo convencer a la gente que juegue a un juego de mesa.

Yo pienso que hay que intentar cambiar la mentalidad de los roleros y que amplíen horizontes y no se queden estancados en los mismos juegos. Muchos no saben o no quieren ver o conocer las novedades en cuestión de rol.

Bester Brainstormer dijo...

@Guardian: me alegro :)

@Kharma: pues si, como bien dices, hay mucho rolero que no quiere salir de lo que le resulta cómodo. en fin, hay mucho jugador casual que no quiere implicarse más. es normal que haya de todo.

la comparción con los juegos de mesa es un poco por intentar discernir si se puede sacar algo que sea extrapolable para los juegos de rol, en vista del tirón que tienen hoy en día.

pero en cualquier caso el "problema" no son los aficionados que ya juegan a rol y lo conocen, poco o mucho, sino los que no lo hacen y el cómo llegar a ellos. redundaría en un beneficio para todos los aficionados que el hobbie en España creciese

tomassinionthewind dijo...

Hola, soy jugador y creador amateur de juegos de tablero. Creo que la principal virtud del rol, su sencillez (en términos físicos), sumado a internet, mataron las franquicias comerciales, y con ello, a los profesionales del rubro. Hoy en día es una afición apócrifa (sin ser insulto), hermética, independiente y a medida.

Bester dijo...

@tomassinionthewind: gracias por comentar, creo entender, aunque no estoy seguro que te refieres al pirateo.

respecto a que sea apócrifa, no entiendo a que te refieres. no creo que sea una afición más hermértica o independiente que los juegos de mesa.

si que puede ser más a medida.

en fin,. los juegos comerciales y franquicias sacan juegos, pero como bien dices no hace falta comprarlos para rolear.
con descargarte alguno gratuíto como en rolgratis, ya estarías jugando a rol y pasando desapercibido para el resto de los aficionados.

es cuando hablamos de crear nuevos aficionados cuando los creadores y editoriales deberían dar un paso al frente.

se puede rolear sin pasar por caja, pero la mayoría lo hacemos antes o después.

gracias por el interesante aporte,espero haberte entendido bien ;)

Antonio Silva Yubero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antonio Silva Yubero dijo...

Estando de acuerdo con todo lo dicho, desde el punto de vista del aficionado, que es el campo en el que me muevo. No podemos hacer mas que abrirnos a la sociedad si queremos pasar nuestro "legado", por así llamarlo.

Todos somos conocidos por nuestro cliché de hermeticos, reservados y pocas relaciones sociales. Locales oscuros y ambientes enrarecidos. Big Bang Theory es la prueba, y ha ayudado en gran medida a conocer la afición.


Si bien habrá casos, hablo de por lo que se nos conoce. Y en parte no les falta razón. Aunque sabemos que nuestra afición requiere grandes dosis de socialización e interactuación con los demás también sabemos que pecamos de no tener un circulo de confort demasiado amplio.

Por eso creo, reitero desde mi punto de vista de aficionado, de que pasa por abrirse. Jornadas como las Ludo Ergo Sum y otras asociaciones, abiertas al público, ofreciendo un ambiente lúdico, familiar, sano y solidario, economico en la practica e infinito en sus posibilidades, ayudan a romper esos prejuicios de los que en parte somos también culpables.
Es ahora cuando nuestra generación, la mas numerosa de hasta ahora, cria a sus hijos en sus aficiones y entre ellas estamos. El tren está aquí y ahora.

Eso desde el punto de vista aficionado. Obviamente editoriales y empresas del sector deben hacer otro tanto para captar nuevos clientes con sus nuevos gustos. Pero eso es cosa que creo ya sabrán con sus delegados de marketing y publicidad...espero...

Bester dijo...

estoy de acuerdo Antonio y ya más personas me han comentado la labor que pueden realizar las asociaciones en la difusión del hobbie. Estoy muy de acuerdo, pero creo, como detallo en el artículo, que los juegos tradicionales, grandes tomos con cientos de páginas y sistemas complejos, no ayudan a que entre mucha savia nueva. Me da la impresión de que hoy en día el hobbie se sustenta en gente de cerca de 30 años que lo mantiene activo editorialmente hablando.
en fin, todo esto son elucubraciones, veremos como se desarrolla la cosa. Los aficionados tenemos la suerte de estar viviendo una etapa de revitalización del sector, al menos en la cantidad de cosas que se publiquen o traducen, aunque quizás paradójicamente el número de roleros que juegan sea el mismo y envejeciendo, mayormente.

saludos y gracias por comentar.