lunes, 25 de febrero de 2013

Homeland: ¿una serie sobrevalorada?



Tras varios días de capítulo/s diarios por fin he acabado la segunda temporada de Homeland,  la serie  ficción ultrarrecomendada y multipremiada basada en una serie israelí que en Septiembre iniciará su tercera temporada.
¿Merece la pena el camino y el tiempo empleado en verla? Pues si y no. En general es una serie de calidad, entretenida, con suspense, adictiva  y muy buenas interpretaciones pero también tiene carencias que van apareciendo  conforme se incrementa el número de episodios.
La historia del marine ¿terrorista?  se alarga sobremanera por el éxito de la serie incorporando cada vez más elementos poco creíbles y de drama folletinesco familiar.
En la segunda temporada especialmente, los protagonistas se gustan y sobreactúan, la historia flojea, es algo tramposa con el espectador  , tiene inconsistencias pese al prometedor inicio.
La cosa va de más a menos desde el inicio. Y todo pese a los interrogantes que se abren tras el desenlace sorpresivo de la segunda temporada que es una de las pocas opciones  que supongo les quedaban a los guionistas de alargar el suspense y asegurarse una nueva temporada de trabajo. Debe ser  el problema de estirar una premisa que no da para mucho haciéndola cada vez menos creíble y más tontorrona.
Ignoro cómo ha sucedido en este caso  y puede que me equivoque, pero el devenir de una historia no debería decidirse por los datos de audiencia. Da la sensación que el planteamiento original no estaba pensado para tantos episodios por lo cual aquí nos enfrentamos a tramas familiares aburridas e irrelevantes, secundarios que no desaparecen pese a su poco peso y un excesivo protagonismo  de la relación de la pareja de protagonistas aún a costa de la credibilidad del conjunto.
En conclusión, una primera temporada muy adictiva y bien llevada se ve continuada por una secuela menos acertada, con más relleno y una trama menos sólida que solo hace que empañar el conjunto. En este caso, para mi,  si se hace bueno el dicho sobre las segundas partes.
No es tan buena como la pintan y quizás destaque más entre todas las medianías que se emiten hoy en día.



6 comentarios:

Terrax el Maestro dijo...

Al parecer es la norma en varias series americanas del mismo corte...

Bester dijo...

lo que digo, demasiado dependientes del éxito de audiencia , la sensación es que la historia se estira o se encoje según las perspectivas de una nueva temporada.

en fin, pese a todo saben engancharte. es algo que manejan bien esos guinistas.

saludos Maestro ! :)

Bayo dijo...

Jo.... pues a mí me gustó. Sobre todo el último capítulo de la 1ª temporada me pareció impresionante. Es cierto que la 2ª temporada se estira demasiado.... pero...

Bester Brainstormer dijo...

ojo que yo en general me lo he pasado bien, pero la segunda temporada tiene mucha paja y un transcurso, en general bastante bobalicón.

en fin, nada es eterno :P

gracias por la visita maestro Bayo

todo un honor ;)

Velasco dijo...

En mi opinión, la serie necesitaba un volantazo al final de la segunda temporada, romper con lo anterior y tirar en otra dirección. Lamentablemente optaron por volver a plantear una incógnita que ya habían resuelto. Y eso, como espectador, decepciona.

Bester Brainstormer dijo...

pues si, no lo había visto así, pero sin duda plantear las semillas de un nuevo rumbo le habría venido muy bien a la serie.
la premisa tampoco da para mucho y se ha agotado además de que los protagonistas acaban cansando por repetitivos.
Una pena que una trama nueva que aparece en la segunda temporada, la del agente/asesino acabe con un final tan tonto.

saludos y gracias por la visita majo ;)