viernes, 28 de mayo de 2010

La noche perdida.Cuatro.


El título con el que rezaba el maratón de la cadena autodenominada “cuatro” era
La noche perdida. Bajo este título nos gastaron una broma bien pesada a todos los que como yo creyeron en dicha cadena. Después toda la noche en vela esperábamos ansiosos el bocado fuerte, el final de la serie. Como bien dices Bester comenzaron a sucederse las desincronías, los cortes y demás. Yo concretamente apagué la televisión. No sin antes entrar en todos los foros y ver la cadena de mensajes en los que el público ponía literalmente a parir a la cadena autodenominada “cuatro”.
Vergonzoso es un adjetivo que se queda corto. Como cadena pública tu no puedes comprometerte a realizar una emisión que sabes que entraña mucha dificultad y tirar los dados para ver si tienes suerte.
Al día siguiente pidieron disculpas y se justificaron diciendo que “era la primera vez que se hacía algo así”.No señores míos, si ustedes saben que rotular subtítulos con media hora de margen es un esfuerzo similar al que hizo Desmond bajando al corazón de la fuente y quitando el tapón de la isla…directamente no lo hagan. Ya veremos la serie otro día. Ustedes son unos incompetentes que han comprado una buena serie que muchos la empezamos a ver en otros medios. Su oportunismo les llevó a adueñarse de algo que no era suyo para contaminarlo con su mediocridad. Además de destriparla en sus foros, confundir al personal con su tertulia posterior al capitulo final y ofrecer un bochornoso espectáculo son capaces de justificarse así mismos y quedarse más anchos que Castilla.
Por el bien todos no vuelvan a adueñarse de buenos productos que les reportaran buenos beneficios.
En algo acertaron, efectivamente para muchos de nosotros fue “la noche perdida”. Directamente apagamos el receptor y nos metimos en la cama sabiendo que habíamos hecho vigilia para nada.

3 comentarios:

Bester dijo...

..si la verdad es que fue una verguenza...y más si ves los subtítulos estupendamente puestos por aficionados.
En fin, es lo que tiene echar una serie no por el espectador sino por los cool que queda y el caché que te dá decir que echas perdidos.

y si no..que venga Ramón y lo vea.

Bulldozzzer dijo...

Por suerte en mi pertinente retraso al seguir la serie no tuve ocasión de sufrir las consecuencias, y me alegro porque no sé si el frikismo me hubiese exacerbado también hasta el punto de no pensar racionalmente que podría entrañar riesgos.

Mi más sentidas condolencias a todos los que lo sufrieron.

Bester dijo...

jeje..mola eso de que que te podía haber exacerbado tu frikismo.
Fijaté en el autor de la entrada, Ferrante, llega a cruzarse con un trabajador de cuatro ese día y lo secuestra , tortura y asesina.
El mundo no conoce en lo que un friki exacerbado puede llegar a convertirse...jaja