lunes, 19 de abril de 2010

La horda de la mano roja XVI




El grupo asaltó la torre del campanario y eliminó a los gran trasgos protegidos por el silencio mágico creado por Ferrante.Luego planificaron el asalto al ayuntamiento.Desconocían cuantos oponentes iban a encontrar allí.Tan solo tenían a la vista al grupo de ogros del tejado.
Con un ardid juntaron a los ogros y una bola de fuego de Ferrante les hirío gravemente. El resto de ocupantes del viejo edificio salío a luchar contra los héroes. Un dragón negro , un retoño infernal, un ettin y un chamán gran trasgo salieron al tejado. Tambien su líder, el explorador Saarvith se unió a la lucha. La batalla que se desencadenó fue épica. El numeroso grupo de defensores del lugar atacaba a los héroes como podía ya que con las pócimas de vuelo intentaban ponerse lejos de su alcance. El aliento ácido de las bestias hirío varias veces a los aventureros.Kurt encontraba ataques furtivos desde la distancia mientras Ferrante se veía obligado a recular con un conjuro de puerta dimensional. Jill quedó paralizada por un hechizo del chaman enemigo y pasó  un tiempo expuesta a un grave peligro.Al final de una dura lucha  acabaron con todos los enemigos del lugar sin sufrir ninguna baja.

En la torre descubrieron varios hallazgos importantes. La filacteria del Señor espectral con la que estaban controlando al no-muerto para que sirviese a la horda de Azar Kul; un códice que detallaba un ritual con el que intentar destruir los orbes del destino y también encontraron que el grupo de la horda tenía un criadero lleno de huevos de retoño infernal a punto de eclosionar.

Parecía que la situación tomaba un mejor cariz y aún quedaba esperanza para el valle del Elsir. Pese a ello, la horda ya había iniciado su marcha desde el oeste y en unos días comenzaría a destruir todo a su paso.Solo un grupo de valientes podía impedirlo.

No hay comentarios: