lunes, 26 de octubre de 2009

Campaña en el valle del Elsir XII


La compañia había eliminado a toda la resistencia de la torre de Vraath y en una cámara subterránea encontraron el cuerpo del principe de Rhest: Amery Vrath que una vez habitó allí y pereció ante los gigantes, portaba una espada mágica congeladora.

Encontraron el tesoro que albergaba la torre desde entonces y en el cuarto del hechicero gran trasgo Koth encontraron un mapa con los movimientos de la horda de la mano roja para la conquista de todo el valle de Elsir.

En otros documentos pudieron averiguar quien era el lider de ese ejercito, un humanoide dracónico; Azaar Kul, gran señor de las sierpes.
Sus comandantes, los señores de las sierpes, ayudados por varios dragones y miles de trasgos, gran trasgos y osgos se preparaban en la colina de la ceniza para el asalto a Drellin primero y luego al resto del valle.

En otra camara subterránea encontraron a un prisionero, Asmodeus.El sabio al que les había remitido Sherlane. Por fin las preguntas sobre los Orbes del Destino serían respondidas.

Al parecer los otros dos orbes del destino se encontraban en manos de Azaar Kul , quien seguramente estaba intentando extraer su poder para utilizarlo en la conquista del valle.
Tambien les dijo que en la antigua capital del reino; la ciudad hundida de Rhest, hubo un grupo de sabios que investigaron extensamente sobre el método para destruir los orbes.Desafortunadamente toda esa informacion se había perdido. Tan solo viajando allí se podría averiguar si aún quedaban documentos olvidados.

El caso es que el asalto a Drellin estaba cercano y el grupo envió a Asmodeus y al explorador Jorr a que avisasen en el pueblo.
Ellos decidieron encaminarse hacia el puente del desfiladero de la calavera.

El puente era un paso vital para el avance de la horda, y por ello estaba fuertemente defendido.
Los compañeros se encaminaron hacia allí.Si lo destruían ralentizarían el avance de la horda varios días..

Al llegar se encontraron que la oposición la encabezaba un joven dragón verde ; Ozyrrandion , varios gran trasgos y un par de canes infernales.
Saltaron a por ellos y se desencadenó una cruenta lucha.
El dragón roció con su aliento; un gran chorro de ácido varias veces sobre los héroes y tanto Galvan como Ferrante cayeron inconscientes.
Por suerte pudieron restablecerse a tiempo.
La magia de Ferrante, sus descargas de rayos y un hipogrifo celestial que convocó fueron doblegando a las fuerzas enemigas.

Jill, la exploradora buscaba el ataque a distancia con su arco, y Galvan y Kurt luchaban con los canes y los gran trasgos.

El dragón reculó para fortalecerse con pociones, incluso intentó hacerse invisible, pero nada fué suficiente.
Poco a poco fueron hiriéndole hasta que unos proyectiles mágicos del hechicero le tumbaron.

El puente podía ser ya destruido Luego los héroes debían decidir que camino tomarían.Parecía que se decantaban por un asalto frontal en busca de la guarida de Azaar Kul, en el corazón de las montañas Humosierpe.Pero aún estaba por decidir..la situación se tornaba más peligrosa cada momento que pasaba.

2 comentarios:

Josele dijo...

Buenaaaas , Te has comido los dos palitos del 12 en romano , es el capitulo XII , no X ... que lo sepasss... Salu2!

Bester dijo...

grasias !...

ya lo he corregido..

es que el lunes me confunde...