domingo, 24 de agosto de 2008

Partido para recordar

Hacía mucho que no merecía tanto la pena madrugar.Que pena que los Juegos Olímpicos sean un engaño tal que hasta las estrellas de la NBA , esas que se creen tan superiores, necesiten de ayudas arbitrales para ganar.
En fin, un detalle más de la gran farsa con la que nos han bombardeado estos últimos días.

1 comentario:

Jody Ditta dijo...

Que mal. Supongo que para los seguidores del deporte será muy asqueante la poca deportividad, la corrupción y el juego sucio en los partidos...Es una pena. Otro ámbito contaminado más.
La verdad es que no he seguido nada las olimpiadas, me dan pereza...no sé. Yo soy más de practicarlo, aunque no me cunde nada...llevo dos años nadando y todavía tengo que hacer una paradita a mitad de largo...patético