miércoles, 2 de julio de 2008

Los tres objetos....


Afortunádamente , pése a estar su habitual y escaso raciocinio entumecido por el excesivo alcohol, había logrado pertrecharse mínimamente en su dormitorio antes de salir. Portaba tres objetos , rescatados de lugares sin nombre y , se decía, altamente peligrosos en manos inexpertas...e incluso expertas, que El Anciano le había entregado en su lecho de muerte...Confiaba en poder utilizar los dones que pudiesen atesorar a modo de protección contra lo que se avecinaba...si no era así sospechaba que no sería su propio paso el que le devolviese de vuelta a la seguridad de la aldea... Estos eran los objetos : una llave de bronce más cercana a romperse que a parecer de utilidad , un escarabajo maloliente disecado e inmóvil en su amarillento frasquito de vidrio y un monóculo sin cristal que pendía de una simple cadenilla de plata.. Quizás sería suficiente para ésta ocasión...si estaba lo suficientemente loco o borracho para creer que todo aquello pudiese servir de algo... Con los últimos pasos ante el umbral vino de nuevo a su memoria el recuerdo de su rostro ....no podía ser de otra manera... la inevitabilidad de las mujeres hermosas.... cómo si hubiese sido esculpido a golpe de cincel sobre mármol ..Ella atesoraba una belleza tal ,que aún le acongojaba al rememorarla...sus labios carnosos y rosados, su mirada dulce y sensual, su pelo negro indómito fundiéndose con las sombras.. Curioso era el camino que le había puesto en ese miserable y remoto lugar delante de semejante mujer , una diosa entre los mortales , tan ajena y distante..y siempre contando , mascullando entre dientes y riéndose , como si fuese un rosario , el número de hombres ignorantes cuyos corazones habían caído marchitados a sus pies en los últimos años.. El pasaje se hallaba ante él y un súbito y oscuro pesar se avalanzó sobre su ánimo haciéndole incluso recuperarse de su ebriedad ...y fué en ese instante cuando notó algo moverse en su bolsillo ...era el escarabajo.... que se retorcia arriba y abajo , de pronto vuelto a una desefrenada actividad haciéndo un sonoro ruido al recorrer los límites de su encierro....el pequeño insecto muerto había "regresado" de su sueño quizás sólo queriendo avisarle de lo que le esperaba si abandonaba el camino de baldosas grises y se internaba en las olvidadas mazmorras donde se decía que yacía el corazón de aquella pérfida y misteriosa mujer....

No hay comentarios: