miércoles, 5 de septiembre de 2007

El insomne


"La pasada noche me estaba costando mucho conciliar el sueño....demasiadas ideas en la cabeza....pájaros en blanco y negro revoloteando por el subsconsciente.

Las horas pasaban y no conseguía dejar de dar vueltas pese al cansancio interior que sentía.Así fué cómo , acórdandome de las vidas de algunos ejemplares maestros orientales , decidí que , ya que no podía caer en los brazos de Morfeo, dejaría de dormir para siempre.

Y ya está.Esa fue mi decisión y conforme pasaban las horas me fuí reafirmando en ella.¿Para qué desperdiciar tantas horas inactivo? , podría aprovechar para vagar por la ciudad, leer , escribir, ver la televisión...tantas cosas que durante el día , por falta de tiempo , había que dejar aparcadas !!!.....


Me encontraba pleno de felicidad oriental trás mi decisión , cuando un nuevo sentimiento me asaltó..... ¡ el hambre !!....ya me encaminaba hacia el frigorífico a explorar cuando pensé , si tan fácil me había sido dejar de dormir...¡ podría dejar de comer también !....supondría un gran ahorro....dinero que podría invertir en esa preciosa moto que quería desde que era jóven, o en un viaje....o en un nuevo condensador de fluzo para el Delorian ( puesto que no hay manera de viajar nada más que 12 minutos al pasado y verse a uno mismo con cara de idiota..)...

Así pues , y tras éste nuevo abandono vital...me puse a discurrir todas las cosas innecesarias que podía ir dejando atrás en mi vida....

Tomé varias decisiones importantes....que apenas recuerdo...ya que era muy tarde y el sueño y el hambre apenas me dejaban pensar.....pero entre todas ellas me siento especialmente orgulloso de haber decidido dejar de respirar.

Si, efectivamente , ayer decidí dejar de inhalar y expulsar aire de una manera tan estúpida, mecánica y constante.Y así sin más lo dejé.Ala.Se acabó cojones ya.

Hoy la verdad, después de varias horas sin respirar, sin comer y tras pasar una noche mirando el techo de mi habitación y sus amarillentas goteras resecas , no me encuentro demasiado mal.Tan solo en la oficina me han recordado que la carne en descomposición no huele demasiado bien.

Nota mental para mañana : ponerme más colonia.....

Os iré contando que tal sigo con mi abstinecia.No tiene pinta de ser complicado , como todo es cuestión de voluntad.

Ya lo decían los jodidos maestros orientales.

2 comentarios:

Antonio Fernandez dijo...

Con el relato anterior me hiciste tener pesadillas y con este me quitas el sueño.
Eres un fenómeno. Que jodio!.
Haber si me voy a que dar yo tambien podrio...me lavaré los pies por si acaso, porque me cortas la respiración con estas historias para no dormir.

Bester dijo...

tu si que eres un fenomeno.....un number one como tú no debe tener problemas para dormir..jajaj...lo único recuerda eso de lavarte los pies...jajajaj