martes, 4 de septiembre de 2007

El futuro


"(...) Los voluntarios eran inducidos al coma profundo y se les extraían brazos y piernas para reducir espacio.Los cuerpos eran mantenidos dentro de los úteros de cientos de yeguas inconscientes que colgaban de ganchos en el interior de enormes galpones oscuros , en una enmarañada red de cables y fibra óptica. doce clavos de cobre hundidos a lo largo de sus columnas vertebrales se conectaban al hipotálamo de las yeguas , desde allí se proyectaba un axón de calamar que entraba al tejido blando que cubría el techo de los galpones.El espectáculo era sombrío.Interminables aglomeraciones de cuerpos suspendidos caóticamente en la penumbra , destilando aceites y orina al piso enrejado.Respiraciones , algún que otro bufido inconsciente , en general silencio y olor a muerte.

Los parientes podían visitarlos sólo en el web site de la compañía que administraba la señal , en una amigable interface que simulaba prados al atardecer.

Todo parecía perfecto.El gobierno tendría "consciencias " administrando desde dentro los complejos procesos de flujo y análisis de datos.La eficiencia aumentaría a rangos impensados y la productividad de toda la red industrial crecería a niveles nunca antes vistos.(...)"



extracto de Trinidad de Jorge Baradit XVI premio UPC

2 comentarios:

Antonio Fernandez dijo...

To eso que me cuentas me da mucho miedo Dani. Por tu culpa esta noche voy a soñar.

Te madaré un abrazo de oso por ser tu.

Bester dijo...

jaja.....lo siento toni....es que a veces me sale la vena sombría.....por lo menos el texto no es mío...jeje....saludos