martes, 13 de febrero de 2007

El Viajero


El viajero llevaba un largo camino a través de los azares de la vida y se encontraba ya cansado...sabía que su sentimiento era pasajero y que más allá de las montañas encontraría de nuevo la senda perdida...pero el desánimo había calado en él desde hacía unas jornadas...
Aún no era capaz de saber porqué emprendió ese viaje a solas...aunque sabía que era la única manera...
En una encrucijada cercana vió sentado a un enjuto y calvo anciano...casi dormido y con gesto tranquilo
-Anciano...¿por donde debo caminar para reencontrar la senda perdida?...
El anciano simplemente levantó la vista , le escrutó lentamente y esbozó una mellada sonrisa...
-el camino no existe viajero...se irá forjando según vayas dejando tus huellas en él..pequeño saltamontes...
El viajero no entendió muy bien a que demonios se refería el extraño y sonriente viejo...el caso es que sabía que por mucho que lo pensase no lo entendería ahora....si no después de haber dejado atrás las montañas y llegar al mar.
No se despidió y reemprendió el doloroso pero ilusionante viaje con un extraño y renovado ánimo.
"Viajero frente al mar", de Friedrich

No hay comentarios: