sábado, 20 de enero de 2007

El País de las Brumas de Arthur Conan Doyle


"En el Londres del siglo XIX, poblado por distintas religiones y sectas, los periodistas Edward Malone y Enid Challenger inician una serie de artículos destinados a investigar la veracidad o el fraude de las sesiones espiritistas. A lo largo de los distintos capítulos, los personajes se irán sumiendo cada vez más en ese mundo de tinieblas, tratando de descubrir la verdad que rodea al espiritismo. Médiums que ven a los muertos y transmiten mensajes del más allá, presencias de ectoplasmas que mueven objetos, casas encantadas con espíritus atrapados en el mundo terrenal, fantamas que no saben que han muerto... "
fuente Cyberdark
Escrito en 1927 por Sir Arthur Conan Doyle el libro fué la manera de hacerle llegar al mundo sus teorías sobre el mundo espiritista y la veracidad de su existencia.Basado en hechos reales que vivió o le fueron transmitidos por otros que se los contaron , apenas profundiza en los personajes para dedicar toda la narración a explicar los diferentes sucesos de los que fué partícipe.
Conan Doyle tras la muerte de su hijo abrazó con devoción las creencias de una vida después de ésta y la posibilidad de comunicarse con ese otro mundo, el país de las brumas.
Más que una novela a veces se convierte en mera propaganda de sus creencias qué quizá nos sean de difícil aceptación hoy en día.
Pese a todo y a no ser una gran novela, ni mucho menos comparable a su producción en torno a Sherlock Holmes, nos deja varias propuestas interesantes como su prosa amena , la posibilidad de asistir al enfrentamiento que se produjo en la sociedad inglesa de principios de siglo entre los racionalistas y los espiritistas o la reflexión final de , cómo en un mundo hipertécnologico y cada vez más deshumanizado (cómo en el que también habitamos hoy en día) dejamos de lado toda creencia en nuestra parte espiritual para sólo centrarnos en el materialismo y racionalismo más extremos.
"El estado más peligroso para un hombre o una nación se produce cuando su lado intelectual está más desarrollado que el espiritual"......nos dice Conan Doyle, ...y quizá no le falte razón.

No hay comentarios: