jueves, 18 de enero de 2007

Babel (2006) de Alejandro González Iñárritu

Se me podrá acusar de insensible o poco entendido pero,al fin y al cabo esto es un blog con opiniones personales en el que siempre se respetará la opinión de cualquiera que quiera hacerla pública.

Tras su reciente Globo de Oro y la "invasión" de opiniones favorecedoras sobre la película, mi intención aquí no es otra que avisar a aquellos que vayan a verla de que no siempre lo que nos dicen los medios es cierto.

Babel, acumula algunas virtudes al igual que defectos, a mi parecer,de las virtudes ya se ha hablado mucho...de los defectos es de lo que pretendo hablar.

La película es larga..casi hasta la extenuación, con momentos de misticismo gratuitos o tópicos sobre diferentes culturas más que conocidos, una serie de historias inconexas con personajes desde muy creíbles a poco creíbles que se unen por la única decisión del director y del guionista de una manera rocambolesca casi irrisoria, con la aparente intención de adoctrinarnos.

(El japonés haciendo safari en Marruecos es de traca de feria, ya que lo más habitual que se puede hacer en Marruecos es cazar una codorniz )

Ya lo vimos en "Crash", que en mi opinión está muchos enteros por encima de esta nueva película, y comienza a ser reiterativo el recurso de interconectar historias entre sí.

Es una película mediocre , con altibajos y desarrollo en clara cuesta abajo, muy por debajo de "21 gramos" la propuesta anterior de su director,... y que recomiendo ver tan solo cuando esté disponible en los videoclubs,..... o en otros medios de "menor costo".

Quizá lo que sucede con este film es que es "políticamente incorrecto" el criticar una película que trata sobre las desigualdades culturales, económicas y sociales que existen en el mundo,lo cual es una tontería como un piano, pues aquí solo se habla de sus virtudes como película...no nos confundamos.

Iñárritu se excede de pretencioso y mesíanico al recordarnos cosas como lo materialistas que somos los europeos , lo fiesteros que son los mejicanos o lo superficial que es la juventud japonesa.

Repito, es una opinión, pero todas merecen ser tenidas en cuenta, pese a que ninguna es mejor que la que se forma uno mismo sin hacer caso a almibarados halagos o críticas "despiadadas" como ésta.

No hay comentarios: